CO-GESTION: ¿Por qué es necesaria?

CO-GESTION = PREVENCIÓN




Para un franquiciador, el grado de especialización de su estructura general y en concreto la de su area de franquicias es el mejor indicador sobre el nivel de servicio que da a sus franquiciados.

Además durante un proceso de comercialización de franquicias, exponer que intervendrás en la gestión de la franquicia de forma activa, puede ser un punto de valor si se expone claramente desde un principio.

Los procesos de control del negocio de la mayoría de las marcas en franquicia, son mínimos, los responsables de franquicia no suelen entrar más allá de la venta del producto y mejora de indicadores de venta para evitar responsabilidades. Apenas se coordinan con otros departamentos como el financiero o marketing para anticiparse a futuros problemas y ofrecer soluciones personalizadas o estructurales.

Su gestión es reactiva y no preventiva.
Solo actúan en esas nuevas áreas si las cosas van muy mal.

Es muy frecuente que este apoyo se difumine en los procesos habituales diarios entre departamentos y no se enfoque en analizar globalmente con la dirección del franquiciado, de forma periódica y formal.

No estoy hablando del típico soporte de apoyo en la gestión.  Estoy hablando de ir un paso más allá manteniendo la independencia entre las partes. Por tanto los límites de la responsabilidad jurídica en los resultados del negocio no tienen porque verse afectados.

Es muy recomendable que queden perfectamente registradas las conclusiones y recomendaciones, como salvaguarda de las partes, siendo todo esto una obligación contractual. No se trata de entregar las cuentas anuales o de explotación y la posibilidad de auditarlas.  Eso aparece en los contratos como una obligación del franquiciado (también debería ser obligación para el franquiciador), pero no suele dar pie a un derecho del franquiciado a recibir las conclusiones y recomendaciones del franquiciador... y esto es muy necesario.

Disponer de estructuras y canales que formalicen y perpetuen este tipo de comunicación es imprescindible.

Es muy frecuente que marchando bien el negocio, con el río lleno de agua, las piedras no se vean, pero siguen ahí, y pueden ir creciendo incluso. La labor de contínuo drenaje y mejora del rio permitirá aumentar caudal y abrir nuevas tiendas.

La sensación de control de un franquiciador sobre su red, debe ser sostenida sobre hechos y comprobaciones, más allá de la cifra de ventas y kpis. Inevitablemente es muy común que aparezca un factor que acentúa esta sensación de control, las impresiones y relaciones personales que nacen de la gestión diaria. Por ello es necesario un area interna independiente que de valor y objetividad en cada momento al estado de la relación comercial entre las partes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sencillo check list para una franquicia

INNOVATION WITHIN THE EXPANSION DEPARTMENT

GENERACIÓN DE CONTENIDOS: COMO CRECER EN FRANQUICIA A TRAVÉS DE REFERENCIAS DIRECTAS.